miércoles, 26 de octubre de 2011

Cómo confitar pechugas de pollo


 
Hoy no traigo una receta en sí misma, si no un técnica culinaria con la que podremos enriquecer nuestros platos. Se trata de la manera de confitar pechugas de pollo para poder utilizarlas luego en ensaladas, sandwiches, bocadillos, etc. Desde aquí tengo que agradecer a la chica que me pasó amablemente la receta y me dio permiso para compartila con vosotr@s. Ella sabe quién es así que ¡muchas gracias guapa! Animaros a prepararlas así para incluirlas entre vuestros platos, que merece mucho la pena el resultado.


Siguiendo sus consejos conseguí preparar las pechugas de pollo confitadas para añadirlas a mis ensaladas de pollo y que queden tan ricas como las de los mejores restaurantes. Os comento que para confitar las pechugas éstas tienen que estar enteras, nada de cortadas en filetes. Podemos aprovechar para confitar varias a la vez y después congelar las que nos sobren para otro día. Para prepararlas necesitaremos primero aromatizar el aceite en el que las vamos a confitar con hierbas y especias y, una vez que tengamos preparado el aceite aromatizado, pasaríamos ya a confitar las pechugas con este aceite.

Pechugas de pollo confitadas

ACEITE AROMATIZADO:

INGREDIENTES (para 1 litro):
  • 1 l de aceite de girasol.
  • 1 cucharadita de diferentes hierbas secas y especias según gustos: orégano, romero, perejil, cilantro, pimienta negra, clavo, canela, etc.
  • Se le puede añadir incluso cáscara de limón o de naranja (opcional).
PREPARACIÓN:
  1. En un  cazo calentar a fuego muy suave el aceite de girasol junto con las diversas hierbas y especias elegidas. No dejar que llegue a hervir ni que se quemen las hierbas. Cocinar a fuego suave durante 20-30 minutos (las especias empezarán a oler bien).
  2. Una vez pasado el tiempo de cocción, dejar que se enfríe completamente el aceite aromatizado y colarlo.
  3. Guardarlo en una botella en un lugar seco y oscuro.
  4. Utilizar la cantidad que se necesite y conservar el resto guardado en la botella.
Preparación paso a paso

PECHUGA DE POLLO CONFITADA:

INGREDIENTES:
  • 1/4 l aproximadamente del aceite aromatizado.
  • 2 ó 3 pechugas de pollo enteras, incluso 4 dependiendo del tamaño.
PREPARACIÓN:
  1. Es conveniente limpiar bien las pechugas y secarlas, para que no se ensucie mucho el aceite.
  2. Utilizaremos una cazuela de base más bien pequeña, donde quepa el pollo aunque estén un poco apretadas las pechugas entre sí. De esta manera utilizaremos poca cantidad de aceite, solo la necesaria. Agregar las pechugas de pollo y cubrirlas con el aceite aromatizado.
  3. Calentar la cazuela a fuego medio-bajo (1/3 de la potencia) sin dejar que el aceite llegue a hervir, durante unos 20-30 minutos.
  4. Cada 10 minutos vamos dándoles la vuelta a las pechugas para que se hagan por igual por los dos lados.
  5. Una vez que estén hechas, las sacamos y las dejamos enfriar.
  6. Podemos cortarlas en rodajas, en daditos, en tiras...
  7. Y utilizarlas para preparar ensaladas, pizzas, canapés o lo que se nos ocurra.
  8. Si no las vamos a utilizar en el momento se deben guardar en un recipiente hermético en la nevera durante algunos días, o bien congelar las pechugas confitadas que no se necesiten.

 Consejos y Trucos:
  • Este aceite aromatizado podremos utilizarlo también para hacer alguna salsa. Lo mejor es que lo tengamos preparado con antelación, es decir, preparar una botella de un litro de una vez, así cuando lo querramos utilizar para confitar las pechugas de pollo siempre lo tendremos a mano. Además, estando guardado en un sitio oscuro se conservará bien.
  • Después de haber confitado las pechugas de pollo, si dejamos enfriar el aceite y le quitamos la capa del líquido que van soltando las pechugas, podremos aprovechar el aceite para realizar alguna fritura o algún guiso.
  • Merece la pena confitar varias pechugas de una vez y congelar las que nos sobren para poder utilizarlas otro día. Solo tendremos que descongelarlas con antelación y las tendremos listas para usar.

16 comentarios:

  1. Una idea genial y muy practica me gusta besos

    ResponderEliminar
  2. Muy buena recomendación Ana :) yo nunca la hice por lo que veo y leo está rica rica. besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Chicas animaros a prapararlas que merecen la pena!

    ResponderEliminar
  4. Una manera diferente de preparar las pechugas.
    Me parece estupenda tu receta.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana me alegra mucho tu visita y desde luego me quedaré por aquí a ver y copiar (claro con tu permiso) y espero sigamos en contacto.
    bexinos

    ResponderEliminar
  6. Hola, acabo de descubrir tu blog por casualidad y la verdad es que me encanta. El semifrio tiene una pinta bueniiisimaaa!! gracias!! un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan todas estas recetitas!!!! Te sigo también por aquí!!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. preciosa, pásate por mi blog que hay algo para tí,
    http://cajitadeterciopelo.blogspot.com/2011/10/best-blog.html

    ResponderEliminar
  9. Nunca había oído esto de confitar las pechugas de pollo pero me parece muy buena idea :-)

    ResponderEliminar
  10. Maravilloso!!...el aceite lo hago muy a menudo y de muchos sabores...pero estas pechugas!...ains!!!, si estuviese abierto el super saldria pitando a por ellas y las haria hoy mismo!!!!
    gracias por la receta preciosa!!!!..que me gustaaaaa!!!!
    besitos confitados!!! :)

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola a todas chicas! Pues tenéis que animaros a preparar así las pechugas. Yo justamente hoy las volví a preparar y las añadí a la ensalada de pollo Gepetto, que siempre las ponía a la plancha, y me gustó mucho la ensalada con ellas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Buenos la verdad nunca he hecho esto, pero dice que siempre hay una primera vez para todo, así que lo intentare, lo mejor es que la chica que te paso la receta, fué muy amable =D, por otro lado te cuento que me encanta que me hayas encontrado, me gusta mucho que ya me sigas, yo por mi parte ya te sigo nuevamente, quice hacerlo anteriormente pero no había tenido tiempo de dejarte un comentario como te lo mereces, siguiendo con el post, me fascina la idea de que con tu blog aprenda. A cocinar :D, un besote

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, que bueno tiene que estar.!Algo distinto para esas pechugas que uno a veces se aburre de hacerlo de la misma manera. Yo nunca las he preparado asi,me animaré hacerlas cuando tenga tiempo .;) Besitos

    ResponderEliminar
  14. Que buenísima idea, me encanta y pollo es lo que más como por el colesterol así que estas pechugas me van genial!!
    Gracias por la receta guapa

    ResponderEliminar
  15. Ana ayer las preparé y me han encantado! están riquísimas!

    ResponderEliminar
  16. ¿A qué sí Magda? yo ya no vuelvo a poner pechugas a la plancha en una ensalada. A partir de ahora pechugas confitadas, siempre y cuando no se vaya con prisas, claro jeje!!

    ResponderEliminar

¡Hola! Si te han gustado mi blog y mis recetas, y quieres dejarme un comentario puedes hacerlo aquí. Me encantaría recibir vuestras opiniones.